Robert Acevedo, un político de la nueva generación
2021-05-05 - Política
El día de hoy 5 de mayo de 2021, fecha en que debería estar cumpliendo 56 años de edad el ex Dirigente de la JLRA, Concejal Municipal, Intendente Interino, Gobernador, Senador y Diputado, Roberto Ramón Acevedo Quevedo, o sencillamente, “Robert” como todos lo llamaban, y no porque él quería que así fuera, según escribió un periodista de Última Hora, consideramos justo hacer una reseña de lo que fue como persona, de profesión Licenciado en Administración de Empresas, de lo cual nunca hizo alarde porque él mismo afirmaba ser sencillamente “Robert”, y más que nada como político próspero que dejó huellas indelebles que lo catapultaron como un “Político de la Nueva Generación” que merece ser recordado siempre.
Robert Acevedo, un político de la nueva generación

Durante su juventud, aunque militó en la política como miembro de la Juventud Radical Auténtica, siempre mantuvo un perfil bajo, dedicándose más a administrar un negocio personal junto a su esposa Zulma Icassatti, hoy concejala municipal, con quien tuvo 3 hijos, Nathalie, Belén y Robby, y más tarde a administrar negocios del núcleo familiar hasta que en el año 2001, sorprendió al postularse para el cargo de Concejal Municipal para el cual resultó electo, y como Presidente del Legislativo Municipal, interinó la Intendencia ante la imposibilidad de que jurara como tal la candidata electa Angélica Valdez.

En el año 2002, sorprendió nuevamente al renunciar al cargo de Concejal Municipal para postularse como Gobernador por el periodo 2003-2008. Para dicho efecto, fundó con otros correligionarios el Movimiento Amambay Ñanemba´e, que postulaba a Juan “Ancho” Ramírez para Diputado y a Juan Carlos Alvarenga para la Junta Departamental. Demás está decir que resultaron electos los 3 por amplia mayoría.

Durante el periodo gubernamental, Robert conoció al juez federal brasileño, Odilón de Oliveira, enemigo acérrimo del narcotráfico y por ende de los traficantes, eso hizo que Robert tomara la posta y se declara también enemigo del narcotráfico, echándose a sus espaldas a un enemigo feroz e invisible, emprendiendo así una lucha solitaria, sin más armas que su voz constante de protesta y denuncias que ningún gobierno o entidad represiva se animó a apoyar en su debida forma, a no ser la provisión de custodios que formaron prácticamente un cuartel de Policía en su residencia.

Aún así, ese enemigo feroz no se dejó amedrentar, y el 26 de abril de 2010, intentaron hacerlo callar de la única manera que saben hacerlo, a balazos y a traición, cegando la vida de un custodio, Richard Martínez  y de su chofer, Floriano Alonso,  salvándose de milagro gracias a la oscuridad ya reinante en ese momento.

Culminado su mandato como Gobernador se postuló para Senador y resultó electo hasta el año 2013 y reelecto para el periodo 2013 – 2018, y fue allí donde en el año 2017, como Presidente del Senado tuvo una brillante actuación al oponerse tenazmente a una Enmienda Constitucional que le daría al entonces presidente Horacio Cartes la posibilidad de ser reelecto por un periodo más.

Durante su vida política estuvo siempre en el ojo de la tormenta por las declaraciones y acusaciones con nombres y apellidos que hacía, eso hizo que algunos no lo quisieran, especialmente, como él mismo decía, “los corruptos y narco rayhú”, pero en cambio, el pueblo humilde, ese pueblo que lucha día a día para sobrevivir, y que reside en los barrios periféricos lo quería, para ellos Robert era algo así como un protector, la voz que ellos no tenían.

Por todo esto y muchas cosas más que habrán quedado en el tintero, al igual que otros ilustres políticos de antaño, el nombre de Roberto Ramón Acevedo Quevedo, merecidamente, debe perdurar en la denominación con su nombre de una calle, una plaza o cualquier otra dependencia pública. Se ganó con creces el derecho de que su nombre y su recuerdo sean inmortalizados.

Redacción Radio Imperio 103.1 FM.



COMENTARIOS

Radio Online